<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13550734\x26blogName\x3dArchivo+de+Pa%C3%ADs+Bizarro\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://archivodepaisbizarro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://archivodepaisbizarro.blogspot.com/\x26vt\x3d2903476849566074233', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Wednesday, November 05, 2014

La ley del silencio

En Colombia es patente la impunidad de los poderosos, que se pone de manifiesto en el viejo dicho de "La ley es para los de ruana".  Y tan grave y escandaloso como que a los ciudadanos no los ampare el derecho es que los medios de comunicación oculten lo que no conviene a quienes mandan.
Poco conocido es el caso de la denuncia que presentó la abogada Ana María González Olaya contra el actual director de Canal Capital Antonio Morales Riveira por violación y violencia doméstica. Es un periodista muy influyente al que se conoce por ser el guionista de Godofredo Cínico Caspa, el personaje que interpretaba Jaime Garzón, y por su afinidad ideológica con los jueces y fiscales que tantos desmanes cometen día a día.
Dado el escaso interés que se muestra por el caso, reproducimos una carta que la denunciante divulgó recientemente.

Se puede encontrar más información en la cuenta de Twitter @OlayaAMG
Cordial saludo
No puedo iniciar mi exposición sin antes agradecer la atención y solidaridad que Uds han prestado en lo que concierne a la gente presente denuncia.
He informado a las autoridades policiales sobre las circunstancias de las últimas semanas, en las que un sujeto desconocido aparece cerca a mi lugar de residencia y coincide con mis horarios de salida. Se moviliza en motocicleta roja y negra y lleva casco con visor oscuro, lo que no me permite identificarlo. La presencia de este sujeto ha prendido alarmas en mi familia por una posible amenaza a la vida e integridad de mi núcleo familiar y propio. En este sentido se ha solicitado a la policía nacional que dé cumplimiento a medidas de protección emitidas por la Fiscalia 357 seccional en la ciudad de Bogotá, la cual fue radicada en la ciudad de Cali, fechada al 11 de septiembre de 2014.
No obstante lo anterior, tengo claro que mientras haya impunidad en los procesos penales interpuestos contra el señor Antonio Morales Riveira, por los delitos arriba descritos, las medidas de protección solo son garantías de papel, puesto que las verdaderas y efectivas medidas como lo sería la medida de aseguramiento del agresor, solo proceden en etapas más avanzadas del proceso, con conocimiento de un honorable Juez de la República.
¿Por qué en 5 meses de iniciadas las acciones legales en contra del sujeto mentado, no ha habido mayor avance en la investigación judicial y el proceso penal, impidiendo la adopción de efectivas medidas de protección para la víctima y su familia?
La respuesta a ese interrogante se suscribe a la negligencia de los entes de investigación como el CTI, como cuando la investigadora delegada al proceso dra. Paula Barragán, el pasado mes de agosto, afirmó haber citado a los testigos que relacioné en la denuncia y posterior memorando radicado en la Fiscalía. Posteriormente afirmó que los testigos eran reacios a presentar declaraciones, por lo que serían conducidos con la policía. No obstante, el mes de septiembre, haciendo revisión de la carpeta antes de verme obligada a salir de la ciudad de Bogotá, me percaté que en el informe judicial y menos en el expediente hay constancia de haberse efectuado dichas citaciones.
Es preocupante está situación, en vista de que he solicitado un sinnúmero de trámites y diligencias con vocación probatoria, que a la fecha no han sido atendida por la Fiscalía ni por el CTI, lo cual dilata el avance de la investigación. Así las cosas, el expediente no cuenta con la relación de llamadas y mensajes de texto con los que el agresor me amenazó de muerte en varias ocasiones y luego trato de disuadirme de iniciar acciones legales. No se ha recolectado video de las cámaras se seguridad de la unidad residencial dónde ocurrieron los hechos, ni se ha recolectado los testimonios solicitados y de los cuales sé que muchos han sido despedidos y no se ha informado al CTI la dirección de notificación. Tampoco a la fecha se ha generado valoración psiquiátrica pedida a medicina legal desde la fecha en que se instauró denuncia para dejar evidencia de las perturbaciones psíquicas derivadas de las agresiones y la calificación de estas como permanentes.
¿Hasta cuando habrá impunidad? Ya funcionarios de la policía nacional en la estación de Santa Fe en la localidad del mismo nombre en Bogotá habían abierto camino a la impunidad, cuando desistieron de su deber de prevenir y atender las agresiones denunciadas frente al señor Antonio Morales Riveira. Fueron dos las ocasiones en que interpuse querella y nunca se requirió al agresor que se acogiera a los compromisos de comportamiento adquiridos en las audiencias. Con estas medidas se hubiese podido evitar la grave lesión objeto de denuncia.
Lo cierto es que a pesar de mi insistencia ante los medios de comunicación en reflejar la importancia del tema de la violencia de género, como flagelo actual de la sociedad, medios y sociedad se han hecho sordos al tema, como si esto fuera un asunto doméstico aislado sin trascendencia.
Cada vez que emprendo la lucha sola, se deteriora mi salud. Perdí la confianza en las autoridades, en la sociedad y los medios. Se me acabaron las fuerzas y no quiero abrir más las puertas al dolor que me causa este flagelo. Me siento expuesta a la espera de que un asesino un día toque a la puerta de mi casa y silencie mi denuncia.
La situación la agrava el hecho de que el representante legal que me fue asignado por la Secretaría Distrital de la Mujer en Bogotá es muy pasivo, y ha permitido dilatar el.proceso. Puesto que no actúa en conformidad con la especialidad, urgencia y necesidad del caso.
Finalmente, por lo anterior, solo queda rogar su apoyo y poner de manifiesto que señalo al señor Antonio Morales Riveira como responsable por atentados o agresiones a la vida o integridad de miembros de mi grupo familiar o mías, directa o indirectamente relacionados con mis denuncias, en el marco de la impunidad que se ha observado hasta la fecha, a pesar de haber identificado, individualizado al agresor y haber puesto a disposición de las autoridades (Fiscalia, CTI) elementos materiales probatorios que dan cuenta de la ocurrencia del hecho, de la denuncia y otros actos anteriores de violencia sistemática de género, por parte del indiciado, los cuales vulneran mis derechos y libertades.
Se despide
Ana María González Olaya
Abogada
Víctima en la causa denunciada.

Tuesday, October 28, 2014

Haciendo clic AQUÍ  se puede consultar la entrevista a Uribe publicada en la página de la Presidencia en la que propone una Constituyente para la paz con las FARC, página que no se abre desde Twitter.

Sunday, December 15, 2013

FALLO DEL JUEZ SIN ROSTRO POR EL HOLOCAUSTO DEL PALACIO DE JUSTICIA



Proferido el 15 de Mayo de 1992 en el cual se ordena la detención preventiva de los miembros del M-19, y cuyas parte pertinentes rezan así:
"JUZGADO DE CONOCIMIENTO ORDEN PUBLICO SECCIONAL SANTAFE DE BOGOTA, Santa fe de Bogotá; mayo quince (15) de mil novecientos noventa y dos (1992).  EXPEDIENTE No. 4119 HORA DE PRONUNCIAMIENTO: 6 PM.
... "Los guerrilleros colocaron las minas que llevaban y unas bombas antitanques en la puerta del sótano, acto seguido reorganizó la defensa de este sector y de la puerta principal con una potente ametralladora punto cincuenta.  Vale la pena anotar en este acápite el tipo de material de guerra utilizado por los terroristas: fusiles M-16, AR-15, FAL M-63, Galil, Fusiles G-3, Fusiles Col AR15, Carabinas M-1, subametralladoras UZI calibre 9 mm, Ingram 9 mm, Thompson, Madsen 9mm, armas de diferentes calibres, lanzacohetes M-72 A-2, tubo para lanzacohete M-72 A-2, granadas  para fusil, granadas de fragmentación, PRB-234 de fabricación casera, de humo, lacrimógenas, minas explosivas, dinamita, bombas tipo Kleimor, pistolas, revólveres así como proveedores y municiones de diferentes calibres (f.01043 y s.s. C No. 3). Igualmente utilizaron material técnico de comunicaciones y de intendencia”... (Las negrillas fuera de texto)
...“RESUELVE: PRIMERO. Variar la Calificación Jurídica Provisional, impartida en la presente causa en el sentido de que se proceda por la de los delitos de TERRORISMO en concurso heterogéneo de hechos punibles con el de INCENDIO, (resaltados fuera de texto) por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia, cometidas en las circunstancias de tiempo, lugar y modo reseñadas en la parte motiva contra los procesados:
  • Antonio Navarro Wolff,
  • Germán Rojas Niño,
  • Marco Antonio Chalita ., (Nota fuera de texto: fallecido)
  • José Otty Patiño Hormaza,
  • Vera Grave Leovenherz,
  • Libardo Parra Vargas, (Asilado)
  • Israel Santamaría Rendón,( (Nota fuera de texto: fallecido)
  • Rosemberg Pabón Pabón,
  • Jesús Arjaid Artunduaga Rodríguez,
  • Evert Bustamante García,
  • Rafael Arteaga Giraldo,
  • José Yamel Riaño,
  • Afranio Parra Guzmán,
  • Remberto Artunduaga Palomares,
  • Gerardo Ardila Serrano,
  • Rafael Ernesto Vergara Navarro,
  • Carlos Augusto Erazo Murcia,
  • Eduardo Chavez López,
  • Jaime Bermeo Cruz,
  • Alix María Salazar Salazar,
  • Gustavo Francisco Petro Urrego,
  • María Rosalba Vásquez Martínez,
  • Ariel Sánchez Gómez, (Nota fuera de texto: fallecido en el PJ)
  • Luis Francisco Otero Cifuentes, (Nota: posiblemente fallecido)
  • Pedro Alejandro Mariño Vargas,
  • Amalia Sossa Sierra, (Nota fuera de texto: fallecido en el PJ)
  • Rafael Jaime Navarro Wolff,
  • Blanca Inés Chavarro Rosso.
  • Alfonso Alberto Jacquin G., (Nota f de texto: fallecido en el PJ)
  • Ligia Vásquez Garzón,
  • Guillermo Elvencio Ruiz G., (Nota f de texto: fallecido en el PJ),
    de condiciones civiles y personales conocidas en autos, y no por los punibles que fueron tipificados mediante providencias calendadas el 31 de enero de 1989 y 24 de octubre del mismo año. De los delitos por los que se procede, trata el Código Penal en su libro 2°, título V, Capítulo I y II. (Nota fuera de texto: ya estaban condenados por Rebelión, Homicidio agravado, Tentativa de Homicidio, Secuestro y Falsedad)
     SEGUNDO: Dictar Medida de Aseguramiento consistente en Detención Preventiva sin derecho a excarcelación contra los señores:
  • Antonio Navarro Wolff,
  • Germán Rojas Niño,
  • Marco Antonio Chalita Valenzuela,
  • Otty Patiño Hormaza,
  • Vera Grave Leovenherz,
  • Libardo Parra Vargas,
  • Israel Santamaría Rendón,
  • Rosemberg Pabón Pabón,
  • Jesús Arjaid Artunduaga Rodríguez,
  • Evert Bustamante García,
  • Rafael Arteaga Giraldo,
  • José Yamel Riaño,
  • Afranio Parra Guzmán,
  • Roberto Artunduaga Palomares,
  • Gerardo Ardila Serrano,
  • Rafael Ernesto Vergara Navarro,
  • Carlos Augusto Erazo Murcia,
  • Eduardo Chávez López,
  • Jaime Bermeo Cruz,
  • Alix María Salazar,
  • Gustavo Francisco Petro Urrego,
  • María Rosalba Vásquez Martínez,
  • Ariel Sánchez Gómez,
  • Luis Francisco Otero Cifuentes,
  • Fabio Alejandro Mariño Vargas,
  • Amelia Sossa Sierra,
  • Rafael Jaime Navarro Wolff,
  • Blanca Inés Chavarro Rosso,
  • Alfonso Alberto Jacquin Gutiérrez,
  • Ligia Vásquez Garzón y
  • Guillermo Elvencio Ruiz Gómez
    por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.
TERCERO: En firme este proveído, líbrense las correspondientes boletas de captura a los organismos de seguridad del Estado.
CUARTO: Envíense las copias del presente proceso a la Honorable Corte Suprema de Justicia, Sala Penal, para que se lleve a cabo el juzgamiento que le corresponde al señor ex Presidente de la República, doctor Belisario Betancur Cuartas y a  su Ministro de Defensa, general Miguel Vega Uribe, de acuerdo a lo expuesto en la parte motiva. 
QUINTO: En firme esta decisión, permanezca este proceso a disposición de las partes en secretaría, por el término de tres (3) días para que soliciten las pruebas que consideren convenientes.
Cópiese, Notifíquese y Cúmplase. 
Juez de Conocimiento Orden Público...”

Es importante señalar que los miembros del M-19 cobijados por estas providencias como responsables de los gravísimos delitos cometidos en aquella ocasión, no pagaron un solo día de cárcel, están libres sencillamente porque el gobierno de entonces corrió a otorgarles perdón judicial en la figura de la Amnistía o el Indulto (utilizando la ley 77 de 1989 que no cobijaba delitos de Lesa Humanidad, es decir violando la Ley), y que paradójicamente han sido premiados con los cargos más destacados en nuestra nación, a saber:
  • Delegados a la Asamblea Nacional Constituyente de 1991,
  • Senadores y Representantes en el Congreso Colombiano,
  • Miembros de las legaciones diplomáticas más importantes de Colombia en Europa (Mediante decreto del Presidente Cesar Gaviria),
  • Ministros del Despacho (Del gobierno de Cesar Gaviria)
  • Columnistas de periódicos y revistas de  la mayor circulación en el país,
  • Alcaldes (incluyendo la capital de la República)
  • Gobernadores, y
  • Candidatos Presidenciales),
Esto se constituye en un premio al crimen y en una burla a la justicia colombiana, generada por políticos corruptos en unos casos o incautos en otros.
Mientras tanto los defensores del Estado de Derecho están en la cárcel acusados de crímenes que no cometieron entre ellos el caso de los supuestos desaparecidos que no lo están, porque están muertos, los mató el M-19; y condenados luego de haber salvado de la muerte a 260 personas entre ellos a 43 magistrados entre principales y auxiliares en aquella ocasión.


Friday, December 13, 2013

Comentario al discurso de Gustavo Petro del 9 de diciembre de 2013

Por @Ruiz_senior

ENLACES: Video con el discurso. Transcripción completa.

Tras conocerse la destitución anunciada, Petro salió a la plaza de Bolívar, a donde había hecho ir a miles de funcionarios distritales, según la típica costumbre de todas las dictaduras, para defender la democracia y la paz. Ya comenté en otra parte los prodigios semánticos de ese cuento, voy a centrarme en el discurso. Sale con su familia, muy preparado para la ocasión solemne y comienza (comentaré las frases más suculentas).

No va a ser fácil este discurso, espero que estas palabras que quiero decirles a ustedes salgan fácilmente, sé que aquí están los pobres de la tierra, como decía el poeta, las trabajadoras, los trabajadores, la mujer, las juventudes, los discriminados, sé que aquí me acompaña por quienes quisimos gobernar, por quienes nos hemos arriesgado, por lo que lo vale todo, por lo que puede cambiar la historia, quiero que ustedes sean conscientes, cada uno de ustedes, cada una de ustedes que empezamos a vivir días de historia.

Siempre la invocación a la lucha de clases, muy característica. No sé por qué el mismo día El Tiempo publicaba un reportaje antiguo sobre su casa antes de ser alcalde. Copio unas frases:
Gustavo Petro, el alcalde electo de Bogotá, muestra su casa... Un espacio de más de 250 metros cuadrados, un piano y una interesante colección de libros se encontró Metrocuadrado en la visita que hizo a esta bella casa. 

Una vez estábamos todos al interior de la casa, saltó a nuestra vista un imponente juego de ajedrez con piezas particularmente talladas (son una especie de guerreros) y una nutrida colección de libros. Dos elementos que nunca pasarían desapercibidos.
Se entiende mejor viendo las fotos en el reportaje: la burda palabrería de los politiqueros de todo el siglo XX tratando de ser los "intérpretes de la angustia popular" cuando es evidente que se lucran robando en los cargos públicos.

Los recursos son lo que se dice tercermundistas, las pausas, las vocales alargadas, las anáforas, las enumeraciones vacías, el patetismo impostado. Eso es hablar para gente tonta e ignorante, pero hay algo aún más fuerte en la dicción específica del personaje, que se parece mucho al inefable abogado Jorge Molano, aunque éste pronuncia las equis como TS (étsito). ¿Qué es eso? Hay algo de la degeneración moral que el comunismo y el tráfico de drogas han producido en Colombia que empieza a ser físico.

¡Ese momento trascendente en que el líder le dice a su rebaño que están entrando en la historia! Es el sueño de todo comunista, y el comunismo es como la realización de ese sueño de poder de megalómanos de ese tipo. No es raro que persista en Hispanoamérica, donde siempre los hubo por montones.

Esto no es una manifestación más, no es que pasarán unas horas que nos verán ir, que dirán, ya salieron a gritar a la Plaza de Bolívar, pero se cansarán, dirán que sus cálculos politiqueros, que sus cálculos podrán vencer de nuevo como siempre lo han hecho en la historia de Colombia el ansia de la democracia, de la paz, de la libertad de nuestro pueblo.

Predominan la indecencia y la estupidez, por eso no se nota la ridícula trampa de resultar el triste patán encarnando esa ansia. Precisamente formó parte de una banda de asesinos que pretendía imponer un régimen de partido único sin libertades porque seguía el modelo cubano. Todas las palabras son mentiras, pero los colombianos han llegado a un nivel de degradación moral e intelectual que su lenguaje ya es completamente vacío. Las palabras son rótulos que se asignan a cualquier cosa.

Yo no soy quién en realidad. Quizás, por los avatares de la historia misma, un muchacho humilde que decidió leer libros y libros, y en los libros encontrar palabras de rebeldía y levantarme... y levantarme contra lo que consideraba injusto, contra la ignominia; cuando era joven lanzaron dos mensajes de violencia que atravesaron mi memoria, mi corazón, un 11 de septiembre el golpe de Estado contra Allende, 1973, y un 19 de abril de 1970, un fraude electoral contra el voto popular en Colombia.

Mirar los gestos vanidosos, muy ridículos y pueriles, de este homúnculo deja muy mal parada la noción que uno tiene de Colombia. Al público de adolescentes o de pobres empleados forzados a acudir a oír el discurso, al mejor modo castrista, le puede hacer creer que ha leído libros y libros, pero eso es absurdo, basta ver su ortografía para comprobar que no ha leído cinco libros en toda su vida. En una época trataba de hacerle creer a la gente que tenía un doctorado en Salamanca, cosa que es rotundamente falsa y que después no menciona: no es lo mismo que en Colombia, una persona de su nivel cultural no pasa de la escuela primaria. Baste ver cómo se levanta uno contra la ignominia. ¿Qué es "ignominia"? Lo de siempre, una palabra poco usual que se puede usar para deslumbrar a idiotas que nunca han leído nada y creen que en los libros se encuentran "palabras de rebeldía" y que por eso uno se levanta.

Pero el mérito del prócer es mucho mayor de lo que pensábamos. Las palabras de rebeldía las asimiló muy temprano. El 19 de abril de 1970 estaba cumpliendo diez años. ¡Ya había leído libros y libros! Tanta idiotez solemne "contamina el pasado y el porvenir y de algún modo compromete a los astros", como dice Borges de la ciudad de los inmortales. Por lo demás, la percepción de las injusticias y de la IGNOMINIA (y se escandalizan de que yo hable de subhumanidad) le llegó por el golpe en Chile, cuando había leído muchísimos más libros porque tenía más de trece años.

Desde ese entonces, en los libros al principio, iba leyendo lo que era la catadura de la oligarquía colombiana, una oligarquía sectaria, atrasada, feudal, dogmática, pero asesina.

Casi todos los adjetivos que va poniendo son bastante exactos: esa oligarquía que cometió el fraude de 1970 fue la misma que creó el M-19. De hecho, la creación de la banda asesina fue un nuevo fraude contra la Anapo, como explico en el texto enlazado. Gracias a que esa oligarquía es la dueña de los medios de comunicación se mantiene la leyenda de que el M-19 se rebelaba contra el fraude, siendo que precisamente lo que buscaban era abolir la democracia e implantar un sistema de partido único. ¡Petro sí conoció muy pronto la catadura de esa oligarquía! Alguno de los Santos o los Samper le consiguió una beca en el Externado, una universidad de gente rica. De hecho, Petro es una ficha de esas familias oligárquicas. Por eso lo hizo elegir Santos promoviendo las candidaturas inviables de Parody, Luna y Galán.

Entre tanto, los manifestantes coreaban "Eme diecinueve", y cuando se mencionó a la oligarquía "Asesinos, asesinos".

En su corazón no ha sido posible hablar el lenguaje de la paz. El lenguaje del entendimiento.

De modo que en plena adolescencia el hombre se mete a una organización que secuestra sindicalistas y los asesina, ¡y la culpa la tienen los demás que no han querido hablar el lenguaje de la paz! Así es Colombia y un colombiano que no quiera limpiarse eso es un cómplice: el atracador blande su puñal frente a nuestro cuello diciendo "Le estoy hablando con educación, no tiene por qué sulfurarse". El derecho de Petro y compañía a secuestrar y matar, también niños, y a aliarse con las mafias de la cocaína para matar a los magistrados, es una obviedad, el problema es que los demás no se quieran someter.

Pero de lo que se trata es del lenguaje de la paz y de las leyes consensuadas: se trata de la Constitución que impusieron ellos y su socio Escobar para impedir la extradición, y de unas facultades del procurador que ellos mismos aprobaron en el legislativo. El lenguaje de la paz para este asesino no es la ley, sino simplemente el sometimiento de los demás.

Creen que con la trampa, creen que con el engaño, creen que con el juego subrepticio pueden manipular la historia de Colombia. Fui aprendiendo que este tipo de élites que gobiernan este país eran capaces de matar por su codicia, que no habían entendido la palabra democracia, que antaño unos jóvenes rebeldes, Nariño, Santanter, Caldas, Camilo Torres, Bolívar... nos habían enseñado.

La oligarquía (o "élites") es ciertamente asesina y el M-19 es una prueba de ello. Alguna vez se demostrará que la toma del Palacio de Justicia no sólo fue financiada y armada por Pablo Escobar, sino seguramente ordenada por algunos de los López, Santos o Samper. Ya la manifiesta relación de Enrique Santos Calderón con la fundación del M-19 dice mucho, el apoyo increíble de la revista Semana a las protestas por la destitución de Petro lo confirma.

De modo que el procurador destituye a Petro y resulta asesino, y lo denuncia el mismo Petro, que dirigió una organización que mató y secuestró a miles de personas. Es porque los colombianos no tienen ninguna noción de moral ni de semántica. Tranquilamente se ponen del lado del que halaga su resentimiento. Más cínico no se puede ser. Ni más ridículo: ¡ahora semejante patán que no puede escribir una línea sin errores se compara con Nariño y Caldas! Los colombianos no esperan que nadie los respete, no tienen problema en tolerar eso.

[2]

Al principio fue en los libros. Leí la historia de Gaitán, el que fue alcalde de Bogotá y que destituyeron, y luego asesinaron. Traté de entender lo que había detrás de esos que habían ordenado el asesinato y no encontré en los libros más sino una palabra para calificarlos: fachistas [sic].

Después de compararse con Bolívar y Caldas, el hombre se compara con Gaitán, que al menos sí era un jurista brillante. ¿Quién lo mató? Es muy importante eso porque de todos los posibles autores del magnicidio los únicos que no podrían haberlo hecho son los que entonces acogían la Conferencia Panamericana. Plinio Apuleyo Mendoza lo atribuye a unos "espontáneos" "pájaros" del Valle. Petro engaña, pero ¿el procurador engaña? Todo aquello de que acusa al procurador es falso sobre el procurador pero es exacto sobre Petro: es asesino, mentiroso, aliado de los oligarcas, etc.

Ahora bien, ¿los que destituyeron a Gaitán eran fascistas? ¿Lo eran los que lo mataron? ¿Qué es fascismo? ¿Qué tenían que ver con el fascismo? Es una forma de la degradación general de la vida el que las palabras no significan nada, sólo suenan como halagos o como insultos. Ése es el nivel de Petro, y eso, junto con muchos otros rasgos que Chávez heredó de Perón (que sí era admirador y seguidor de Mussolini), sí que constituye un rasgo fascista.

Son, soooon fachistas, no podemos engañarnos. El fachismo no es más sino una ideología de odio, no es más sino una arquitectura del corazón y del cerebro que no puede admitir la diferencia, que quiere uniformar el Estado y la sociedad, que quiere vestirlo de negro. Fachistas gobernaron a Colombia y nos condenaron al genocidio. Esa historia la leímos de nuestros abuelos, de nuestros padres, pero nos tocó a nosotros también vivirla. Generaciones y generaciones de colombianos condenados, como decía Carlos Pizarro, a guerras civiles infinitas sólo por el sectarismo, sólo por el odio, sólo por la codicia, ahora lo vivimos, la historia no ha variado fundamentalmente.

Parece que el minusválido mental tomó lecciones de "rotulación inversa", pero es algo que practica sin cesar. ¿Quién miente? Petro miente. ¿Quién mata? Petro mata, tanto directamente en el M-19 cuanto como agente de la conjura terrorista. ¿Quién es intolerante? Petro es intolerante: uniformar la sociedad es lo que hizo en Cuba el castrismo que controlaba al M-19. ¿Quién persigue la diferencia? El comunismo, al que pertenece Petro. Los únicos fascistas que han gobernado a Colombia son Petro y sus socios. Los demás son oligarcas corruptos y a veces retrógrados pero sin la menor relación ni siquiera remota con el fascismo. Salvo Jorge Eliécer Gaitán, que se doctoró en Roma como discípulo del jurista fascista Enrico Ferri.

Además de la sarta de mentiras hay mucho más, mucho más. Pero me quedo pensando en una cuestión moral profunda, que es la capacidad de la gente de tolerar mentiras. ¿Cuántos colombianos han leído veinte libros en su vida? Sin duda pocos, pero ninguno que lo haya hecho (y seguro que entre los que lagartean y rumbean alrededor de Petro están buena parte de ellos) puede decir "No es más sino...". Eso nunca se encuentra en ningún escritor conocido ni en ninguna traducción, parece una frase de una persona que no aprendió a leer muy bien pero quiere usar giros complicados. Se dice "No es más que...".

Pero Petro incurre en otra de las bellezas de las FARC: ¡no es que ellos se dedicaran a matar y secuestrar por ambiciones encubiertas en falacias ideológicas, sino que los obligaron los que no toleraban la disidencia! ¿Atacaron el Palacio de Justicia por encargo de Pablo Escobar o no? La misma corte mafiosa lo reconoce. Pero ¡resulta que son las víctimas de sus víctimas! Más indecente no se puede ser. La actitud con que obra ahora es la misma con que encargaba monstruosidades como el secuestro y asesinato de los niños Álvarez Murillo (forzosamente tenía relación con todo eso en cuanto dirigente del M-19) en los años ochenta. ¡Ellos estaban condenados a eso por el sectarismo, el odio, etc.! Los colombianos están especialmente predispuestos a secundar esa clase de cosas. Esos terroristas los masacrarán, pero sólo ocurrirá porque nunca les han opuesto resistencia.

Aquí conmigo, además de mi familia, de mi hija, de mi esposa, he querido que me acompañe Aída Abella. Quiero que me acompañe por lo que significa, ese sectarismo asesino de eliminar la diferencia, de eliminar los derechos de la mujer, de eliminar los derechos de las minorías con opciones sexuales diferentes, de eliminar los derechos de quienes tienen un color de la piel diferente, de quienes tienen una cultura diferente. Ese arquetipo fachista de eliminar la diferencia en Colombia generó un genocidio político, el de la Unión Patriótica. Decenas de miles de dirigentes, hombres y mujeres de la Unión Patriótica, de la izquierda, del M-19, del sindicalismo colombiano, de las cooperativas campesinas, de las organizaciones de los barrios, de las mujeres, fueron asesinados uno a uno en Colombia no hace muchos años. Aquí hay ciento treinta parlamentarios del mundo, de diversos países, que entre ustedes nos escuchan LLÉVENSEN [sic] esta historia a sus países. Aquí fuimos, fuimos pasando uno tras otro como decía Gabriel García Márquez, nuestro premio Nobel, al pelotón de fusilamiento.

Aída Abella era una líder de la Unión Patriótica, como Angelino Garzón (vicepresidente), Iván Márquez y muchos otros. Se trata de la candidata de las FARC que vivía exiliada en Suecia, donde coordinaba la vasta red de agentes de la banda terrorista en Europa. ¿Cuántos miembros de la UP fueron asesinados? Los cálculos más precisos señalan unos 1500, invito al lector a buscar información objetiva. ¿Quién los mató? Se sabe que fue una pelea por la cocaína que condujo al secuestro y asesinato del padre de Fidel y Carlos Castaño y a la sucesiva venganza de éstos. Hay una carta de Pablo Escobar en que señala esos hechos. Sin duda muchos de esos muertos cayeron por purgas dentro de la banda asesina.

¿Tiene eso alguna relación con la intolerancia de que alude con las minorías y los de "opciones sexuales diferentes"? Es absurdo: se trataba de resistencia de los mafiosos y sectores rurales víctimas del secuestro, y ciertamente las FARC no tenían nada que ver con esas minorías. En esos años los homosexuales eran tratados como enfermos mentales en la Unión Soviética, y todavía sufren persecución en Cuba.

La mentira es, pues, monstruosa, pero no hay ningún interés de nadie en señalarla. ¿Fueron asesinadas decenas de miles de personas por la intolerancia de alguien? Ni siquiera contando los miembros de las bandas terroristas caídos en combate se podría hablar de decenas de miles. Las víctimas de las masacres paramilitares, una parte ínfima de las víctimas del terrorismo, eran casi siempre personas cuya muerte podría intimidar a los auxiliadores de la guerrilla o que lo eran, de ninguna manera tienen relación con intolerancia.

Pero todo eso sobre la candidata de las FARC ¡viene a servir para atribuir al procurador todo eso! Los representantes de los asesinos de cientos de miles de personas inocentes, de los que han reclutado y convertido en asesinos a decenas de miles de niños, que han violado a muchos miles de niñas, a veces de diez años o menos, que han mutilado a otro tanto, que han secuestrado a unas cuarenta mil personas, se declaran víctimas de la intolerancia, la cual se materializa en que un funcionario aplica la ley. Tanta desfachatez y perversidad sólo es la obra de un sociópata. Pero entre los adolescentes adoctrinados, los gais rumberos que nunca han leído un periódico y los parásitos que siempre produce Colombia, el cuento funciona.

La cita de García Márquez es, al igual que el "llévensen", una muestra del nivel cultural del prócer. Sólo evoca las primeras palabras de Cien años de soledad, "frente al pelotón de fusilamiento", no corresponde a nada de su discurso, sólo la noticia de que leyó un libro. Dudo mucho de que haya leído dos páginas completas de esa novela. Es sólo un sicario con la suficiente desvergüenza para serles útil a los Santos-López-Samper.

Nos fusilaban uno tras otro, nos ejecutaban, con el dinero de la mafia, con las armas oscuras del narcotráfico, dirigentes políticos untados de cocaína y de fachismo ordenaron el genocidio de los dirigentes de la democracia. Dieron la orden de asesinar al mariscal Sucre primero, dieron la orden de asesinar al general Córdoba, dieron la orden de, con un machete, decapitar al general Rafael Uribe Uribe, dieron la orden de asesinar a Jorge Eliécer Gaitán. Dieron la orden, oscuros, en los palacios, jugando al póquer, dieron la orden de disparar sobre ese palacio, de asesinar a todos los que estaban dentro. Dieron la orden de asesinar al candidato presidencial Luis Carlos Galán, dieron la orden de asesinar al candidato presidencial Bernardo Jaramillo y dieron la orden de asesinar a nuestro comandante candidato presidencial Carlos Pizarro. No habían pasado cuatro meses de la firma de nuestro acuerdo de paz y asesinaban al hombre joven que podía ganar la presidencia de la república, al comandante, al jefe de la paz, a Pizarro. Desataron, desataron el genocidio, ciento cuarenta palacios de justicia en toda Colombia, masacrando y descuartizando campesinos, doscientos mil en los últimos diez años, y aun así, aun así, Aída, a ti que te dispararon un rocket porque te querían despedazar en la Autopista Norte, querían acallarte, acallar a tu partido, acallar a tu movimiento, mataron miles y miles de miembros de la Unión Patriótica, no podían, no podían resistir la diferencia, y aun así yo soy, yo soy el alcalde mayor de Bogotá y como jefe constitucional de la policía nacional les ordeno dejar pasar a la gente que quiera entrar a la plaza.

El dinero de la mafia propiamente fue el que financió al M-19. El interesado podría ver todo lo que nos cuenta el economista Mauricio Rubio. Es sencillamente monstruoso: una banda criminal indistinguible de los demás carteles, con los que colaboraban.

Pero lo enternecedor es que las FARC son la democracia. ¿Qué es la democracia? El partido de las FARC. ¿Quién los mató? El sentido del discurso es atribuírselo al procurador. Ya lo he explicado. La relación con quienes dieron la orden de asesinar a Sucre es un tanto complicada: hay una cultura del asesinato entre las clases altas tradicionales. El M-19 es un resultado de esa cultura, una banda de asesinos que les quitan estorbos a los dueños del país, como José Raquel Mercado o Gloria Lara, y también Galán, al que mandó matar el mismo que le encargó al M-19 los carros bomba que permitieron la Constitución de 1991. Que esos asesinos tengan que ver con los de Pizarro o Jaramillo es un tanto complicado.

Cuando se premió al M-19, cosa que ocurrió por la falta de valores democráticos entre los colombianos, se aceptó una retórica criminal. ¿Carlos Pizarro no era un jefe de una banda de asesinos? Debido a que desistió cuando lo premiaron y obtuvo poder, se vuelve el jefe de la paz. Como si Alfredo Garavito desistiera de matar niños y se lo considerara el salvador de los niños. Es lo mismo que ocurre ahora: los asesinos se convierten en agentes de paz porque gracias al atraco se los legitima, y sus crímenes resultan tan legítimos como el esfuerzo por impedirlos.

Las AUC surgieron de diversas causas pero ciertamente no las dirigía ningún poder nacional. Por mucho que el poder judicial esté vendido, nunca ha podido demostrar nada parecido. La cifra de doscientos mil campesinos descuartizados en la última década es una de esas mentiras increíbles que los comunistas dicen con una frescura increíble, y que los colombianos reproducen según su conveniencia porque no son seres humanos verdaderos. Las personas asesinadas fuera de combate por enemigos de la guerrilla desde 2003 no pueden llegar a 2000, pero la prensa reproduce esa clase de cosas de forma irresponsable.

Los asesinatos de miembros de la Unión Patriótica porque "no podían resistir la diferencia" son otra barbaridad de las muchas que dijo ese asesino ese día. Pero el entorno queda maravilloso: el asesino es el procurador y las víctimas son las FARC. ¿No? ¿Alguien detecta que se aleje un milímetro de las FARC? ¿Hicieron algo mal? Sólo son las víctimas de los intolerantes como el procurador?

Los antiuribistas son SIEMPRE socios de las FARC, con distinto disfraz o motivo (los periodistas profesionales obran por los incentivos). Durante la década pasada hicieron creer a la gente que Petro estaba en otra parte, como todos los socios del Polo Democrático. Ahora hacen matizaciones y miran para otro lado. Les gusta la revolución como adorno, cuando se la encuentran se hacen los bobos. Ahora sueñan con que Fajardo sea presidente en 2018, pero Fajardo es tan afín a las FARC como Petro.

Hasta ahora sale clara la absoluta identidad entre Petro y las FARC y el fascinante resultado de que "aun así" Petro haya sido elegido alcalde de Bogotá (cosa que sólo fue posible gracias a la conjura de la burocracia cubana con Santos y personajes como César Gaviria y Samper, promotores de las candidaturas de Parody, Luna y Galán). En lugar de "Aun así" lo correcto es "Por eso", por el interés de los que le consiguieron una beca  en el Externado y financiaron la dispersión del voto de rechazo al comunismo es por lo que es alcalde con el apoyo de un 15% de la ciudadanía, en el que hay que contar los votos comprados por la "maquinaria" que controlaba la finadita terrorista Martha Catalina Daniels y los "estómagos agradecidos" de la burocracia distrital, sin hablar de los pobres a los que sobornan con almuerzos gratis. Otra mentira atroz que no interesa a nadie porque nadie espera que le digan la verdad sino que todos hacen cuentas a ver hasta qué punto ciertas mentiras serán útiles a su interés.

Sigue:

Esta historia, esta historia es indispensable contarla, porque aquí también nos acompaña el hombre que recogió los restos asesinados de Pizarro. Que nos dijo en un momento muy difícil, recuerdo yo, jovencito que era, como muchos de nosotros, tuvo la tranquilidad suficiente para decirle a Colombia, a pesar de que el fascismo, narcotraficante y su poder político nos asesinan a Pizarro, en nosotros está la generación de la Paz, está la posibilidad de la paz. Este pueblo inmenso colombiano no quiere la guerra, no quiere la violencia, está cansado de enterrar mártires, héroes, gente humilde, no quiere más escuchar a los que nos convocan, para que nuestros hijos se unten de sangre, este pueblo se merece el futuro, eso nos decía el hombre que aquí nos acompaña: Navarro Wolf.

De repente una banda de asesinos financiada por el tráfico de cocaína resulta "este pueblo", y cuando quieren la paz simplemente dicen que los demás deben someterse, como cualquier atracador que no quiere empujar el cuchillo contra nuestra yugular. ¿El pueblo está cansado de enterrar héroes? ¿Cómo es que Petro en lugar de legitimar a las FARC no les exige que dejen de matar? Son los mismos asesinos, dirigidos por el hermano mayor del presidente Santos, los que se erigen en valedores de la paz.

Como ya he explicado arriba, todo lo que dice Petro sobre sus enemigos se puede aplicar a sí mismo, y ya empiezo a preguntarme si no habrán matado ellos mismos a Pizarro, pues de otro modo no habrían llegado a gobernadores ni a alcaldes, puestos que habrían sido para el apuesto aristócrata local. Sobre los traficantes de drogas y su relación con el M-19 transcribo un breve fragmento del libro de Vera Grabe Razones de vida. Espero que no digan que son calumnias del enemigo.
Medellín era la ciudad de Pablo Escobar y de los traquetos .. No era una relación de negocio, y en el Eme hubo una clara determinación de no meterse en el negocio: negocio prohibido –relaciones políticas, si, pensadas en función de hallarle una solución al tema del narcotráfico. Era una relación de respeto en la que influía el origen social, el hecho de que la mayoría de los narcos eran de origen humilde y popular, hijos de un país sensible e indolente. Los mágicos (mafiosos) nos ayudaban y nos cuidaban. Era más bien una relación de ellos hacia nosotros: nos ayudaban pero jamás pedían un favor a cambio … Nos prestaban sus casas y fincas, espacios cómodos, con billar, piscina, jardines, televisores y salones gigantes, dónde hacíamos las reuniones de la dirigencia M-19-EPL en Antioquia. Nos ayudaron a trasladar y curar a compañeros heridos que venían del Valle.
No sabían, pasaron por el pelotón de fusilamiento como decía Gabriel García Márquez y sin embargo de alguna manera mágica, como mágica es América Latina, surgió entre las piedras la victoria electoral que nos hizo mayoría en la Asamblea Nacional Constituyente, del cual fue presidente (Navarro), pasaron unos meses apenas de que brindaban en los cócteles por la muerte de Pizarro, y sin embargo tuvieron que aguantarse el que nosotros, la generación de la paz, hiciera la Constitución que aún hoy está vigente.

Se le olvida mencionar que durante esos meses ellos y su socio Pablo Escobar pusieron montones de carros bomba gracias a los cuales la población se sometió y fue posible imponer una asamblea constituyente con menos del 20% de participación del censo electoral. La renovada mención de García Márquez deja ver de nuevo que el hombre sólo conoce la primera frase de la famosa novela. Pero ¿por qué pronuncia ese discurso? Se jacta de la Constitución que está desconociendo, en virtud de cuyas instituciones, y de leyes que él mismo apoyó como parlamentario, fue destituido. ¿No es grotesco? No: es el nivel colombiano, que ya no puede ser estudiado por ninguna ciencia social ni humana sino directamente por la biología.
¿Qué le puede decir el procurador hoy al mundo?, ¿Que porque oró frente a la Virgen María, a la cual yo respeto, le consagró el que le hubiera podido quitar los derechos políticos a lo que él denomina un comunista ateo? O al contrario tiene que decirle al mundo que él continuó con la tarea, hoy a través y manipulando la norma, y rompiendo la Constitución, y rompiendo el Estado de Derecho, y rompiendo la Carta Democrática de la OEA y el Pacto de Derechos Civiles y Democráticos, que le ha quitado los derechos políticos, los derechos fundamentales a ejercer, a votar y a ser elegido a quién denunció el paramilitarismo, a quien denunció el cartel de la contratación por medio del cual, unos cuantos empresarios corruptos, empresarios del poder y de la muerte, habían decidido quedarse con los dineros públicos de todos los bogotanos.
Estos asesinos desconocen la más leve noción de pudor: gracias al poder de los medios las creencias religiosas del procurador son la comidilla de todo el mundo, y el objeto de campañas de todos los propagandistas del crimen organizado, el más característico de los cuales es Héctor Abad Faciolince, casualmente obsesionado con Ordóñez. ¡Muy crítico de Petro, por rencillas personales relacionadas con su amistad con un personaje tan siniestro como Petro: Carlos Gaviria Díaz! Cuando Petro alude a las "opciones sexuales diferentes" se oye un tremendo clamor, seguramente de homosexuales llevados a acompañar la embestida terrorista a punta de cariñitos. Cada vez que se menciona la inclinación religiosa del procurador se busca distraer respecto a la cuestión legal, que es lo que provoca la destitución.

Todo lo que dice Petro que hace el procurador es exactamente lo que hace él, y parece que el hombre tiene una resuelta y estudiada disposición a la "rotulación inversa": todo lo que hacen se lo atribuyen a quienes les incomodan. Si alguien cree que el procurador viola la ley, ¿qué sentido tiene que unas multitudes vociferen calumnias y amenazas en una plaza? (En todo momento se oye "Uribe hijueputa", "Procurador asesino", consignas planeadas por los progresistas para animar la fiesta.) Lo que tienen que hacer es presentar una denuncia por prevaricato, pero ¿presentar denuncias? ¿Nadie sabe cuántas leguleyadas indecentes han concebido, pagados con dinero público, los abogados de Petro para impedir su revocatoria o su destitución?

Es el mismo proceso: matan por la paz y violan la ley para defenderla. Los exaltados con los cinco minutos de odio contra Ordóñez están sobre todo ilusionados por el retozo y la rumba con sus amigos, amén de los empleados distritales forzados, de las clientelas, de los ñeros pagados y de los mismos terroristas o universicarios, que cuentan con enormes recursos gracias a la "lucha".

La indecencia de este hombre elegido por la Unidad Nacional (el mismo líder del partido de Peñalosa, Luis Eduardo Garzón, intrigaba para favorecerlo) define a Colombia: un nivel de higiene propio de gente que habita en las alcantarillas. ¡Resulta que el procurador de origen conservador lo destituye para castigarlo por haber denunciado al Cartel de la Contratación que dirigía el hijo de la capitana del pueblo! ("Con el pueblo, con las armas, con María Eugenia al poder", era la consigna del M-19.) Los comunistas vieron que la alcaldía de Samuel Moreno no se sostenía por la corrupción, que obviamente dirigían y rentabilizaban ellos, como en todas las regiones del país en las que sus tropas controlan los presupuestos, y se inventaron la división para darle una oportunidad a su candidato presidencial de 2010. Petro y Samuel Moreno pertenecían al mismo partido, y se separaron cuando convino para que la "izquierda" conservara el poder.

La mentira es brutal, pero los ñeros y homosexuales que había en la plaza (no por ser homosexuales, condición tan respetable como la opuesta, sino por estar reclutados para servir al crimen organizado a partir de su "identidad" sexual) no están para plantearse la noción de la ley: las intenciones del procurador podrían ser muy hostiles a Petro, pero la destitución corresponde a la aplicación de su deber como funcionario. ¿Qué tienen que ver las denuncias del paramilitarismo? Entre tantos crímenes que cometió el prócer ese día, la calumnia es uno evidente.

El procurador tiene que decirle al mundo que él es el continuador en una de sus formas de lucha, de la misma lucha de quienes levantaron las sierras eléctricas, de quienes quisieron extinguir la diferencia en Colombia, la diversidad y la democracia, por eso, haciendo una reflexión, ¿cuál es nuestra actitud hoy? Pues recuerdo Antonio (Navarro) sus palabras ante Pizarro muerto en su tumba: Nosotros somos la generación de la paz, no nos vamos a dejar arrebatar de nuevo la esperanza de la paz y la democracia, no vamos a caer en sus trampas, nos quieren llevar a la violencia y no señores, los violentos son ellos, los tristes son ellos, nosotros somos la alegría, nosotros somos la paz y la democracia. Alegres pero firmes, por eso debemos ser conscientes de lo que empieza hoy en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Aquí empieza una movilización popular, este es el primer día de muchos, hoy nos vemos muchos, pues seremos más.

Los que usaron motosierras contra campesinos fueron a menudo los mismos compañeros de Petro, pues ¿no se identifica absolutamente con las FARC y no las presenta como demócratas perseguidos? Pero en el supuesto de criminales rivales, ¿qué tienen que ver con el procurador? Eso hacen siempre los terroristas: todo aquel que no los apoya es un "paramilitar", y esa calumnia no es interesante por su perversidad cuanto por la exigencia intelectual de quienes la profieren y quienes la creen. ¿De modo que aplicar la ley que exige destituir e inhabilitar a funcionarios que la violan es querer extinguir la diversidad y la democracia? ¿No es algo extraordinario? No, no lo es: una nación aislada y miserable aumenta de tal modo su población que crece una masa primitiva y manipulable a la que le venden halagos. ¿A qué viene la alusión a la diferencia? Al halago a los agraviados homosexuales.

La amenaza llega a niveles brutales. ¿A cuántas personas han matado las FARC en 2013? Bueno, ¿qué tiene que ver que hayan destituido a Petro con que lo arrastren a la violencia? Es ese argumento del atracador que nos ha cortado la mejilla y blande el puñal amenazando con cortarnos el cuello: "No me obligue a cortarle el cuello". El atracador tiene detrás de sí un agravio que el anciano o el borracho que le "da papaya" va a pagar, tal como muchos de los jóvenes que acompañaban a Petro tienen la humillación de parientes y vecinos intolerantes que los miran mal por ser homosexuales o fumar marihuana. ¿Qué tiene que ver que destituyan a un funcionario con ir a la violencia? El agravio se menciona con las alusiones al odio a la diferencia y a la intolerancia, pero la violencia que quiere evitar ("No me obligue a cortarle el cuello") sólo corresponde al interés del alcalde por seguir haciendo contratos a dedo y dedicando a los empleados del Distrito a subir TT en Twitter y a acudir a manifestaciones. ¿Es ésa la tarea de un alcalde?

¿De qué modo los quieren llevar a la violencia? Eso no se entiende, pero si se está dentro sí se entiende: van a amenazar con las turbas quemando la ciudad hasta que la gente se someta y el gobierno haga algo contra el procurador, a lo que ayuda hasta el embajador estadounidense. Si no, ¿qué culpa tienen ellos de que los llevaran a la violencia? ¿Acaso los niños bomba que envían las FARC no son el resultado de que los obligaran a la violencia y a obtener decenas de miles de millones de dólares secuestrando gente y traficando con cocaína?

Creyeron que calculando la decisión arbitraria, cercana la Navidad, el pueblo no iba a salir a las calles. Cómo será, cómo será la conciencia de la arbitrariedad que han cometido, que temerosos del pueblo, temerosos de la democracia una vez hicieron su rueda de prensa anunciando la ingrata noticia, desocuparon y evacuaron la Procuraduría General de la Nación, la hicieron rodear de fusiles y tanques. Miren qué diferencia, miren qué diferencia, mientras allá está el vacío lúgubre de los pasillos de la Procuraduría, mientras sólo se pueden defender a punta de fusiles, aquí estamos nosotros, aquí estamos nosotros sin una sola arma rodeados de los del pueblo. La diferencia es que allá son conscientes de lo que hicieron, allá para que Uribe pudiera subrayar su amistad con con Pacho Santos, entonces armaron la trapisonda, destituyamos a Petro que nada pasa, y ponemos a Pacho Santos en la Alcaldía... ¡ay Uribe, como si se pudiera borrar al pueblo!

A ver si alguien entiende: ¡evacuaron la Procuraduría y la rodearon de tanques porque Petro y los suyos son la paz y la democracia! Y lo dice tan tranquilo y el público lo cree y los medios de la gente rica como Semana y El Espectador lo reproducen con orgullo. ¿De qué se van a defender a punta de fusiles? Obviamente de las bombas y asonadas de los terroristas y universicarios, pero el hecho de que teman al crimen organizado se vuelve una prueba de que Petro, que no teme que vayan las personas decentes a manifestarse contra él, representa la paz y la democracia.

Ah sí, hay cosas que sólo merecen un adjetivo: COLOMBIANO.

Pero ¿cómo van a poner a Francisco Santos en la alcaldía? Si el procurador destituye a Petro habrá que ver si tiene que hacerlo por cumplir la ley, pero si resulta elegido otro alcalde, ¿no es el pueblo el que lo elige? Eso es lo que pretenden con sus amenazas y su violencia latente (el cuchillo en nuestro cuello no corta antes de entrar, pero ¿no es violencia?).

Aquí comienza un movimiento popular. Esta Plaza de Bolívar tiene que ser el comienzo de muchas Plazas de Bolívar en todos los pueblos de Colombia.

Con mucha tranquilidad, con mucha alegría, pacíficamente, el Alcalde Mayor de Bogotá convoca a toda la ciudadanía de Colombia a expresarse en las plazas de Bolívar para convertirlas en la prosa de la democracia, en las prosas de la Paz.

Lo de "pacíficamente" vuelve a ser la amenaza: lo pacífico sería que su partido pensara en apelar en derecho y tal vez en otro candidato para que reemplace al alcalde, no que saque a sus militantes, cada vez más idénticos a los que tiran cilindros bomba, a intimidar a la población. Pero ¿tranquilamente? ¿Ese discurso de odio, de calumnias, de amenazas, de legitimación de los asesinatos y secuestros, es tranquilo? Es porque el servilismo genera un daño en el cerebro. Tanta desfachatez es inconcebible.

Quiero, que los indígenas salgan con sus cabildos, quiero que el movimiento agrario salga a abrazar a la Bogotá Humana, quiero que los trabajadores y las trabajadoras de Colombia organizados o no, constituyan los comités de defensa de la Bogotá Humana que son los mismos comités de defensa de la paz y la democracia, quiero que las juventudes animalistas, las que saben qué significa matar entre aplausos y alegrías un toro, quiero que las juventudes ambientalistas que saben que es más importante un árbol que un bolardo, que es más importante un humedal que una losa de cemento, quiero que todas las juventudes de Colombia, que saben que es más importante el cerebro que el cemento, el libro que el tanque de guerra, se reúnan en las plazas de Colombia y produzcamos el movimiento que sea capaz de detener a los enemigos de la Paz.

Los "comités de defensa de la Bogotá Humana" son la versión local de las milicias chavistas, que a su vez copian a los "comités de defensa de la revolución", que ejercen la intimidación y la tortura en las barriadas y pueblos de Cuba. La llamada a los "indígenas" y al movimiento agrario es abiertamente a las FARC, ¿o en nombre de quién y para qué expulsaban en los cabildos a los soldados y policías en el Cauca? ¿Cuál es el "movimiento agrario"? ¿Qué tiene que ver una decisión de un funcionario sobre la permanencia de otro con la gente de otras ciudades? Es un llamado con el que pretende aprovechar la rabia de sus amigos que pierden poder por su destitución para erigirse en figura del comunismo nacional. ¿Nadie se da cuenta de que casualmente los que cada día matan a colombianos están entre los que acompañan a Petro, mientras que los "enemigos de la paz" son los que desaprueban a esos asesinos?

La retórica de Petro es exactamente la que define a su banda desde su creación: estoy seguro de que si se buscara se encontraría retórica idéntica con respecto al asesinato de Gloria Lara, persona que al parecer disgustaba a Enrique Santos Calderón y Daniel Samper Pizano, protectores de la banda, como hace poco señalaba el viudo: el asesinato es una corrección de una injusticia previa. Pero no hay que ir tan lejos. En el mismo palacio de justicia ocupado por los asesinos para matar a los magistrados por encargo de Pablo Escobar decían lo mismo. Copio un trozo de una noticia del 8 de noviembre de 1985:
Por otra parte, Alfonso Jacquim, segundo al mando del grupo guerrillero, manifestó: "Nosotros estamos aquí en un momento histórico, que así lo demanda. Pedimos que sea la corte, que sean los funcionarios los que juzguen a los verdaderos traidores de la paz".
La misma retórica: el momento histórico y el rechazo a los enemigos de la paz. No habría crímenes si se vigilara el diccionario, estos sociópatas empiezan mintiendo, en aplicación de las intrigas de los que les consiguen becas, y terminan exterminando a una cuarta parte de la población, como hizo el jemer rojo en Camboya.

La nobleza antitaurina, otro pretexto absurdo (los más descarados valedores de las FARC son taurinos, como Antonio Caballero y Alfredo Molano, pero para el caso no se recuerda), resulta especialmente perversa ante la identificación con los que matan cada día a varios colombianos desde hace medio siglo.

Lo que tenemos que detener es un fascismo, no es este el único caso en el mundo, muchos fascismos se han detenido en el mundo bajo la consigna de no pasarán, le tocó a Bogotá ser el inicio de este movimiento de los indignados de Colombia, le tocó a Bogotá ser la vanguardia de quienes decimos basta a la trampa, de quienes decimos basta al asesinato, de quienes decimos que aquí en Colombia debe reinar la paz y la democracia el entendimiento y el diálogo, que el Presidente de la República lo sepa, él es el que tiene que decidir en última instancia, él es el que tiene que decidir si avala la decisión del Procurador o es capaz, ante la ruptura de la Constitución, de impedir su orden arbitraria, ahora sabremos si el Presidente de la República está con la paz o simplemente con su reelección.

Colombiano, colombiano, perdón por repetirlo: ¿de qué modo va a decidir el presidente si avala la decisión del procurador si no está en sus atribuciones? Sería un quebrantamiento de la constitución, pero es ese lenguaje de atracador que emplea sin cesar: "No te mato porque amo la vida". Lo que pide es que se quebrante la constitución para proteger el ascenso de su banda, cosa que enseguida intentó Santos mandando a su siniestro ministro de Justicia y a su siniestro fiscal a acosar al procurador, aunque el verdadero recurso del gobierno es el asesinato, como ocurrió con Fernando Londoño, incómodo como periodista, y con todos los que han amenazado la hegemonía de los López-Santos-Samper (no se puede probar que tengan que ver con el asesinato de Gaitán, pero casualmente era tan peligroso para ellos como Álvaro Gómez Hurtado).

Que América Latina, el pueblo latinoamericano que es diversidad, ha sido capaz de decirle al mundo su dignidad, su soberanía que hoy Bogotá se levanta indignada esperando la solidaridad latinoamericana, y como somos un movimiento internacional de solidaridad con la Bogotá Humana para que aquí el fascismo se detenga.

Los herederos de Chávez son tan megalómanos pero les falta su habilidad en relaciones sociales, Petro ya se ve liderando un movimiento internacional de solidaridad para pasar por encima de la ley, en virtud de la cual fue destituido. El ridículo no puede ser mayor: dado que "Bogotá" lo apoya, ¿por qué no refrendan ese apoyo en unas elecciones buscando el respaldo de algo más que el triste 15% que votó por él?

Quieren acabar con la Bogotá humana porque quieren acabar con la democracia en América Latina. Que lo sepan en La Habana. Que lo sepan en La Habana, el mensaje, el mensaje que quiere dar el Procurador no es solamente la repetición vieja del discurso dogmático y sectario que elimina la diferencia, es también una trampa que quieren eliminando Bogotá Humana, es lanzar un mensaje de guerra sobre La Habana y aquí queremos decirlo con mucha claridad, los hombres que aquí estamos, que nos levantamos en armas, que no nos dejamos arrodillar ante la tortura y nos condujeron a la cárcel, Antonio que también como Aída, que nunca conoció un arma, pero Antonio qué le quitaron la pierna, su voz en uno de los tantos atentados, nosotros que nos levantamos en armas pero que firmamos la paz tres años antes que Nelson Mandela, parte del gobierno, las Farc en La Habana, que no retrocedan ante la paz, que lo que quieren hacer aquí es una trampa para impedir la paz de Colombia, qué quieren dejándonos a nosotros, los que formamos la paz, los que le cumplimos a Colombia con nuestra firma, los que dijimos que la palabra vale, que palabra que sí, los que hicimos la Constitución, y los que gobernamos estos dos años sin robarnos un peso, con la frente en alto, los que con el corazón decidimos política pública tras política pública sólo con el afán de favorecer a los humildes, de favorecer a los excluidos, de favorecer a los discriminados, nosotros les decimos a los guerrilleros de las Farc: ni se les ocurra bajar la bandera de la paz, la paz es la democracia, la paz es la justicia social y aquí estamos construyendo esta Bogotá, hoy vanguardia democrática de Colombia, cada uno de nosotros, cada una de nosotras, presente uno junto al otro, una junta a la otra, somos la cadena de afectos qué puede lograr verdaderamente la transformación de Colombia y la paz.

¿Qué es lo que les dice a las FARC? Pues que ni se les ocurra bajar la bandera de la paz, la paz es la democracia (en Colombia "democracia" quiere decir "tiranía de los asesinos"). Pero son muchos los niveles de ese párrafo: primero el reconocimiento. Los que matan a miles de personas no son los asesinos, los asesinos son los que se oponen a los que matan a miles de personas. ¿NO ES LO QUE DICE? El procurador continúa la lucha de la motosierra, y él a esos buenos buscadores de la paz de La Habana les advierte de lo que se está haciendo para que no hagan la paz eliminando la diferencia.

Es decir, con pretextos casi cómicos legitima a los asesinos terroristas y se muestra como su aliado. A quienes invoca para sus comités de solidaridad es a esos asesinos, ¡llamados a defender la democracia en América Latina, amenazada por la decisión del procurador elegido por él y facultado para hacerlo por la constitución que él impuso y por leyes que él aprobó como congresista! Más indecente no se puede ser. Pero en definitiva es el lenguaje del gobierno actual, sencillamente una representación de las FARC controlando el Estado, ¿o no salió el ministro de Justicia a defender a Petro? ¿O no empezó el acoso al procurador por parte del fiscal que dice que el derecho fundamental a la paz está por encima del derecho penal y consiste en últimas en obedecer a quienes han aportado paz perpetua a cientos de miles de colombianos?

Yo voy hasta donde ustedes me digan, si vamos a ir a donde queremos, hacia la paz y la democracia, tenemos que saber lo que tenemos que hacer en estos días, esta es la Plaza Tahir de Colombia, aquí debe comenzar una revolución democrática y pacífica, una revolución de los corazones y de los cerebros, hemos convocado a América Latina y creemos que América Latina nos va a responder, creemos, a pesar de la opinión del fascismo, que la Bogotá Humana se va a quedar en este Palacio y en los barrios de Bogotá, pero quiero que me acompañen para enseñarle a Colombia, quiero que nos hagamos aquí un compromiso, no solamente nos vamos a ver hoy en una manifestación más en la Plaza de Bolívar, aquí ha de quedar un equipo, voluntarios y voluntarias haciendo vela democrática en la Plaza, aquí mañana tenemos que volver y pasado mañana, y después de pasado mañana, aquí cada vez más y más pueblo y multitud, aquí vamos a saber defender la dignidad de Colombia, aquí el alcalde se queda si ustedes se quedan. 

"Hasta donde ustedes me digan" es otra llamada a la violencia, pero el hombre espera y pide que los gobiernos chavistas movilicen recursos para protegerlo de la destitución para así liderar la insurrección con que sueña.

Aquí se prenderá la antorcha simbólica de la democracia y esperaremos que las novenas navideñas en toda Colombia se den en las plazas alrededor de la antorcha democrática. Esperaremos aquí la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, esperaremos aquí la decisión de la Corte Constitucional, veremos si es cierto que es un ilícito en Colombia desprivatizar un servicio público, veremos si es cierto que el alcalde de Bogotá actuó irregularmente porque le quitó 500 mil millones de pesos que cuatro contratistas le robaban a los usuarios del aseo de Bogotá, veremos si es cierto que es pecado en Colombia el reciclaje y la separación en la fuente, veremos si es cierto que es una ruptura del orden constitucional remunerando a los humildes recicladores en vez de arrodillarse al poderoso contratista del aseo, veremos si es cierto que la alcaldesa de la derecha no cometió ninguna irregularidad cuando dejó once días a Madrid, España, con las basuras en la calle, pero si es irregularidad que el alcalde de la izquierda de Bogotá le haya resuelto a la ciudad en tres días el sistema del aseo de los operadores.

¿Qué facultades tiene la CIDH para resolver sobre cuestiones administrativas colombianas? ¿Tal vez porque los gobiernos chavistas nombran a los magistrados pueden éstos llegar a niveles de prevaricación semejantes? Lo de la Corte Constitucional es más raro, porque aunque fueran discutibles las facultades del procurador en términos políticos y legislativos, no lo son en términos jurídicos: eso es lo que dicta la ley. Pero ¿por qué tienen que esperar paralizando la ciudad?

¿El alcalde de Bogotá actuó irregularmente porque "le" quitó 500 mil millones de pesos que cuatro contratistas privados "le" robaban a los usuarios del aseo de Bogotá? (Dios mío, ¿a quién le quitó?) ¡Claro que actuó irregularmente! Siendo conocedor de un delito tan grave y por un monto tan grande, tendría que haberlo denunciado a la Fiscalía. ¿No? El actuar irregularmente es el actuar contrario a la ley, y la discusión sobre si esa actuación es lícita no se resuelve con arengas sobre las motosierras y el derecho a la diferencia. ¿Fue destituido Petro por promover el reciclaje? Las mentiras que dice son verdaderas atrocidades y es exactamente como si el místico Pablo Escobar dijera que lo juzgaban por regalarles casas a los pobres de Medellín y no por pagarle al M-19 por matar policías. Pero ¿robaban esos contratistas? ¿Qué es "robar"? La chusma siempre cree que los que tienen cargos públicos o negocios con el Estado roban porque es lo que ella haría, por no hablar de los comerciantes, caso en el que el margen comercial es lo que se roban (cosa que sería cierta si no hubiera libertad de comercio). También es falso que la alcaldesa de Madrid cometiera alguna irregularidad sean cuales fueran los efectos, porque ningún gobernante tiene asegurado el éxito ni tiene otro límite que el cumplimiento de la ley. En lugar de una defensa contra aquello por lo que lo destituye el procurador Petro engaña a la gente, reforzado por los terroristas (se veían cientos de banderas del Partido Comunista, que hoy en día es abiertamente lo mismo que las FARC), que alientan a la multitud de empleados distritales, "ñeros" y militantes de la diferencia a corear consignas criminales, llenas de odio y calumnia contra el funcionario que osó aplicar la ley y contra el presidente anterior, que no se sometió a la voluntad de los violadores, reclutadores y mutiladores de niños.

Quiero que seamos conscientes del compromiso que estamos asumiendo, Petro no saldrá jamás a una convocatoria a la violencia, pero no esperen que permitamos que el voto popular y la democracia se arrodillen, no, yo creí en las buenas maneras, yo creí en los discursos, yo hasta por convicción propia voté por el Procurador para demostrar que la diferencia es posible en el Estado, pero no podemos ser ingenuos, ellos no nos tratan de la misma manera, ellos negocian con la democracia, ellos manipulan la Constitución.

¿Qué es lo que hace sino una convocatoria a la violencia? ¿No legitima a los terroristas de las FARC como si fueran quienes encarnan la democracia? ¿Por qué no defiende precisamente el voto popular y permite que su partido gane las elecciones con algo más que el 15% de sobornados que lo eligieron? ¿Por qué no demuestra que "ellos" (¿QUIÉNES? Los de la motosierra, claro, ése es el nivel) negocian con la Constitución, que es exactamente lo que hace el gobierno socio del terrorismo? Puras mentiras para imponer con el respaldo de multitudes aparentes y forzadas de empleados sometidos algo que va contra la ley y precisamente contra la democracia?

Quiero que seamos conscientes de la decisión que vamos a tomar, la decisión es convertir esta plaza en el gran ágora de la democracia en Colombia, cada una de ustedes, cada uno de ustedes, ahora dejaremos los voluntarios que quieran velar la democracia, pero cuando regresen a sus casas a sus barrios a sus lugares de trabajo organicen la rabia y la indignación, no dejen que se vaya a la violencia, díganles que vengan a la Plaza, que el Alcalde estará aquí para acompañarlos, que cada vez seamos más, que la población de Ciudad Bolívar, de Kennedy, de Engativá, de Suba, de Tunjuelito, que los niños y las niñas, los artistas, las artistas, las mujeres, los trabajadores, los necesitamos aquí, que este es el momento de cambiar la historia de Colombia, que aquí hay gente dispuesta a asumir el compromiso, que lo que nos emociona aquí no es un puesto, no es un salario, el salario se lo podemos regalar al Procurador.

Ese hombre parece sufrir una peligrosa embriaguez de alcohol y cocaína: ¡se siente convocando a una insurrección y el único respaldo importante que tendrá serán actos terroristas de los asesinos a los que legitima!

No nos obnubilan las riquezas ni los palacios, lo que queremos defender aquí es la dignidad, lo que queremos defender aquí es el respeto que se merece el voto popular del 30 de octubre, lo que queremos defender aquí es el derecho a gobernar por parte de quienes son diferentes a la tradición política de Colombia, lo que queremos defender aquí es la Paz, así mismo yo no pertenezco a ningún partido político, he querido que Aída me acompañe, Navarro y mi familia porque quiero que sean testigos de que ésta persona que hoy es el Alcalde, pudo no serlo, está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias que ustedes me digan, siempre por la paz y la democracia, vamos a comenzar el movimiento de los indignados de Colombia, que lo sepan en toda Colombia, nuestra historia comienza también por su propio pueblo definitivamente aquí y desde aquí, que la Bogotá Humana sea la excusa para construir una Colombia humana, democrática y pacífica.

Más retórica barata sobre la dignidad, más llamados a la insurrección para aferrarse al puesto del que fue destituido por el funcionario autorizado para hacerlo. Y ciertamente lo que está es aniquilando las posibilidades de los muertos de hambre que se aliaron con él, como los exalcaldes Mockus y Peñalosa.

Los espero mañana con más y más gente, los espero mañana con más fuerza, aquí nos mantendremos en la sede de Nariño y en la sede de Gaitán, aquí nos mantendremos si ustedes nos acompañan, aquí discutiremos si podemos de verdad construir nuestro inmediato futuro, nuestros hijos e hijas se merecen ese esfuerzo que hagamos, no por un puesto, por un país, por una patria, porque no vuelva a suceder lo de la Unión Patriótica, para que no vuelva a suceder lo de Pizarro, porque no nos vuelvan a conducir a las guerras infinitas civiles de Colombia, porque tenemos el derecho a la paz y ese derecho lo ejerceremos. Fascistas, oscuros fascistas no pasarán. Espero al comité que se quede en la Plaza de Bolívar, pueden quedarse todo el tiempo, los espero mañana a las cuatro de la tarde en la Plaza de Bolívar, la plaza de los indignados de Bogotá.

En defensa de la democracia, claro, el hombre espera que la chusma que pueda reunir ahí vaya a reemplazar a las instituciones derivadas de la constitución que él mismo impuso a punta de carros bomba y del asesinato de los magistrados. Es el espíritu del gobierno de Santos, que sólo trata de presentar buenas maneras para sacar rédito de los crímenes de los angelinos de la Unión Patriótica.

Con todo, Petro complica la situación política porque Santos no puede ni aplaudir la insurrección ni oponerse, ya que las exigencias de los terroristas se multiplicarían. Volverán a intentar matar al procurador, pero eso no es tan seguro, y no se sabe qué crisis generarían en tal caso.